martes, 5 de julio de 2011

Decisiones

Hoy me planteé seriamente qué quiero hacer con mi vida. Es algo en lo que vengo pensando desde hace bastante, pero como la respuesta era complicada, iba quedando en el tintero.

La situación es la siguiente: Tengo que dar Química para terminar el CBC para Ciencias de la Computación, y no quiero.

Por qué? porque esa materia ya la di en la secundaria, la di en la UTN (cursé dos años), y si hay una carrera que sea ajena a Química, es Cs. de la Computación, con lo que mi inconsciente tiene razones suficientes para no estudiarla.



Entonces cómo sigo? no queda otra que estudiar, aunque no quiera.

Pero ese no es el verdadero problema. El problema es lo que viene después.


Actualmente dedico la mayor parte del tiempo a entrenar, eso gracias a que no estoy cursando nada desde hace unos 6 meses. Es algo que me apasiona, y no necesito juntar ganas para practicarlo. Siempre quiero hacerlo, y disfruto cada segundo.

Es una gran parte de mi vida, es bastante diferente a lo que había vivido, y es por eso que quiero que siga así, sacando lo mejor de mi, haciendo que quiera superarme a cada instante, expresarme con el movimiento, no para que alguien me vea, no para buscar fortuna o fama, sino para conocerme a mi mismo, sentirme.

Sentir.


Ahora, qué pasa si vuelvo a cursar? y no solo cursar, sino interesarme nuevamente por la carrera, la cual me resulta fascinante en todo sentido, y se que si me lo propongo, puedo dedicarle tanto tiempo como le dedico hoy al parkour.

Qué pasa si pierdo la pasión por entrenar, y me dedico solo a la facultad? no sería algo extraño, pasó algo parecido pero a la inversa a principio de año.

Es posible amar dos cosas y dar lo mejor de uno en cada una? cómo se llega al equilibrio?

Sé que soy una persona de blancos o negros, nunca grises. Es algo que aprendí a lo largo de mi vida, y jamás pude cambiar aunque lo haya intentado.

Aunque a veces es algo negativo, muchas veces me resultaba beneficioso, ya que podía estar decenas de horas concentrándome en algo que me interesara, dejando de lado el resto de los aspectos de mi vida hasta que lograra mi objetivo.


Pero ahora es distinto. Tengo dos objetivos, y los dos chocan.

Lo interesante es que uno apunta al conocimiento y la lógica, y el otro más al arte y la expresividad. Es como el alimento de cada hemisferio del cerebro. Cada cual va a ejercer presión para tener más.

Me resulta fascinante poder presenciar un acontecimiento así, y más aún siendo yo "los" protagonistas.

En cierta medida "temo" en lo que pueda terminar, por eso escribo esto, para cuando dentro de un tiempo, cuando haya elegido o aprendido a manejarlo, pueda mirar atrás y recordar lo que era, y de haberme equivocado, aprender de mis errores, y dedicarme a lo que me gusta con más energía que nunca.

3 comentarios:

  1. Por casualidad, el de la foto no sos vos, ¿no? ¿Por qué no trabajas algo parecido al arte, algo parecido a lo que te guste, y que no choque con lo que te apasiona?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nope, el de la foto no soy yo, la saqué de inet :P

      El post es medio viejo, hoy en día me dedico completamente al parkour, y quiero que siga siendo así. Este año voy a empezar un curso de personal trainer, que por más que sea una mierda, me va a dar cierta salida laboral en un rubro que tiene tiempos bastante flexibles, y mucho no tengo que hacer, o sea, entrenar ya entreno.

      Fue interesante leer todo esto de nuevo :)

      Eliminar
    2. A mí me gustó bastante leer esta entrada.
      Muy linda la foto, a decir verdad.

      Por más que sea una mierda el curso, se aproxima a lo que haces, además, son pocas horas de laburo, si llueve no laburas tanto. Está bueno, vas a estar ahí parado mirando cómo tus alumnos hacen gimnasia, y quién dice, por ahí te levantas alguna alumna, o alguna profesora. Jaja.

      Eliminar